Los caballeros medievales en el Arte está bajo Licencia Atribución-No Comercial-sin Derivadas Licencia Creative Commons

martes, 18 de febrero de 2014

El retablo de San Miguel, en Corrales de Duero, o la imagen de un caballero del 1500


 


 
 San Miguel Arcángel, con sus atributos, vestido como un caballero.
Fotografía cortesía de: Domus Pucelae

 
El Museo Diocesano y Catedralicio de Valladolid conserva este magnífico retablo de singular belleza.
Procede de la población de Corrales de Duero y es obra atribuida al Maestro de Osma, fechándose la ejecución de esta obra entre los años 1500 a 1510.
Retablo de San Miguel (Maestro de Osma), 1500-1510 en el Museo diocesano de Valladolid
Fotografía cortesía de: Domus Pucelae
 
San Miguel se nos muestra una vez más como un luchador infatigable y es representado cual armado caballero, a caballo entre los siglos XV y XVI.
En este caso San Miguel viste una armadura que nos sigue situando en la moda de finales del siglo XV; de hecho esta obra recuerda mucho, en algunos detalles ,a la escultura de D. Luis Pimental y Pacheco, especialmente por el uso que se hace del dorado en los ribetes de las piezas metálicas de la armadura.
 
 
Descripción del caballero:
Viste armadura completa, la coraza formada por peto y sobrepeto con decoración de latón dorado en los bordes.
La sobrebarriga está formada por cuatro launas de metal, festoneadas; dos escarcelas pequeñas sujetadas por correas verdes penden de la última launa.
Bajo la armadura se aprecia una lóriga de cota de malla de mangas largas y anchas, que termina con las últimas hileras en dorado.
 
Fragmento del retablo, se aprecia como los detalles dorados realzan la elegancia de la armadura.
Fotografía cortesía de: Domus Pucelae
 
Bajo la cota de malla viste un jubón negro de manga larga ajustada y con cuello rígido o collar pequeño, y bajo el jubón una camisa.
No lleva protecciones de metal en brazos, codos ni antebrazos, lo cual explica que use una lóriga  de manga larga. Protege las manos con guanteletes.
Protege sus piernas con quijotes con algunas acanaladuras en su parte superior, rodilleras y grebas, que se abrochan con hebillas doradas y con correaje de color verde, no lleva escarpines y el calzado es apuntado.
Sobre la armadura lleva una capa que se abrocha mediante una cinta dorada rematada con joyas en los extremos.
En una de las escenas aparece armado con una espada de pomo redondeado y arriaces ligeramente curvados, ambos en color dorado.
Mientras que en otra escena empuña una lanza, lleva guantes de color rojo y protege la mano y antebrazo con una manopla de metal de tipo italianizante.
Detalle del retablo de San Miguel (Museo diocesano de Valladolid)
Fotografía cortesía de: Domus Pucelae
Conclusiones:
Se trata por lo tanto de la pintura de un caballero vestido con armadura a la moda de finales del siglo XV.
La ausencia de algunos de los elementos de la armadura, como las hombreras, brazales, codales o escarpines, así como el uso de una lóriga de manga larga nos hacen caer en la cuenta ,una vez más, de la gran variabilidad que podía haber en la forma de vestirse para el combate, ya que el caballero podía combinar a su antojo distintas piezas de su armadura según las circunstancias. 
 
Agradecimientos:
Quiero agradecer a la Asociación cultural de Valladolid: Domus Pucelae, el haberme permitido hacer uso de las imágenes de su magnífico blog y especialmente a Jose Miguel Travieso Alonso por las facilidades dadas.
Para saber más:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada