Los caballeros medievales en el Arte está bajo Licencia Atribución-No Comercial-sin Derivadas Licencia Creative Commons

domingo, 24 de noviembre de 2013

La espada con patillas (siglos XV y XVI) : su origen y sus partes


La espada con patillas en el siglo XV y XVI

Su origen y sus partes.

La espada “con patillas” es un tipo específico de espada que surgió a consecuencia del aumento de protección de los caballeros y hombres de armas con armaduras completas de piezas de metal.

Por este motivo se comenzaron a usar espadas más livianas de peso y con las que se pudiera intentar la estocada en los puntos vulnerables de la protección del caballero.

Adelantar un dedo por delante de la cruz de la espada permite por una parte dirigir con mayor precisión la estocada y por otro lado esta posición anatómica, con un dedo adelantado, aumenta la flexión lateral de la muñeca minimizando las molestias de esta postura forzada.

Para proteger el dedo índice adelantado por delante de la cruz o arriaz, se realizó una prolongación semicircular desde el arriaz hasta el filo de la espada, con un pequeño margen para poder envainarla en su funda. A esta prolongación es a lo que se denomina “patilla”

Inicialmente fueron espadas con una sola patilla, para posteriormente hacerse de dos patillas.

Este tipo de espadas tuvo una gran aceptación y difusión en la Península Ibérica, e incluso se ha llegado a pensar en que tengan aquí su origen.  

Esta imagen de la Biblioteca Digital Hispánica , corresponde a la denominada, en el siglo XIX, espada de Isabel la Católica, presente en la Real Armería de Madrid.
Actualmente se considera que podría haber pertenecido a Fernando el Católico, y tiene algunos detalles como la presencia de pitones, o los gavilanes planos con muescas que podrían datarla al principio del siglo XVI.
En cualquier caso se trata de una imagen ilustrativa para esta introducción sobre las espadas con patillas,  aunque volveremos a hablar de esta espada en concreto en otra entrada.
 

Partes de la espada con patillas del siglo XV y XVI :

Empuñadura
La empuñadura estaba formada por:
-      Pomo o manzana (este nombre se le daba por su forma): sirve para fijar la empuñadura a la hoja y también como contrapeso.

-      Puño: solían estar hechos de madera, a su alrededor se enrollaba un hilo o torzal de metal (a veces de plata o incluso de oro), que luego podía estar recubierto de algún tipo de tela, terciopelo o seda. El uso de las patillas hizo que los puños se acortaran en ese tipo de espadas, al no necesitar tanto espacio para la mano.

Guarnición
La guarnición la forman todos aquellos elementos que protegen la mano de la espada contraria.
-      Cruz o arriaz: perpendicular a la hoja, con mayor o menor curvatura, protege el dorso de la mano.

-      Gavilanes: cada uno de los brazos que forman la cruz o arriaz

-      Escudete: parte central de la cruz o arriaz.

-      Patillas: elementos metálicos con forma semicircular, a modo de anillo, que partiendo del arriaz se dirigen hacia el recazo de la hoja de la espada, no suele llegar hasta él para permitir que la espada sea envainada. Las patillas sirven para proteger el dedo índice que se colocaba, en ocasiones, adelantado por encima del arriaz. Las patillas podían terminar de manera más o menos puntiaguda o terminar en una esfera.

-      Pitones: suponen un siguiente paso en el desarrollo de las patillas, son dos porciones metálicas que salen perpendicularmente desde el final del arriaz, que a su vez pueden terminar en esfera. Su misión era proteger el dorso de la mano por si una hoja contraria resbalaba sobre la espada.

Hoja de la espada
-      Espiga: parte de la espada, fuerte y estrecha, que se une al pomo y a la hoja de la espada. Sobre la espiga se montaba la cruz en su parte baja, mientras que se sujetaba por el pomo en su parte superior y su parte central servía de base para el puño.  

-      Recazo o bigotera: zona más ancha del inicio de la hoja del espada, habitualmente rectangular y aplanado, en determinados tipos de espadas no disponía de filo a este nivel para permitir el apoyo o sujeción con el dedo índice sin cortarse. En él solía aparecer la marca del espadero.

-      Hoja de la espada, propiamente dicha, también llamada lama.

-      Filos: cada una de las partes cortantes de la hoja.

-      Canal o vaceo: solía ser de disposición axial o central y consiste en una zona aligerada o deprimida en el centro de la hoja, para disminuir el peso de la misma.

-      Mesas: planos de la hoja.

-      Punta: punta de la hoja.

Espero que haya resultado de vuestro interés este pequeño resumen, que nos servirá de base para estudiar las espadas y especialmente aquellas de los siglos XV y XVI

Fuentes:

DE LEGUINA, Enrique, Glosario de voces de armería, Madrid, 1912

CONDE VIUDO DE VALENCIA DE DON JUAN, Catálogo Histórico-descriptivo de la Ral Armería de Madrid, Madrid, 1998.

DUEÑAS BERAIZ, Germán, “Introducción al estudio tipológico de las espadas españolas: siglo XVI-XVII”, Gladius, XXIV, 2004, pp 209-260.


 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario