Los caballeros medievales en el Arte está bajo Licencia Atribución-No Comercial-sin Derivadas Licencia Creative Commons

jueves, 28 de noviembre de 2013

Fernán Pérez de Andrade, un caballero del último tercio del siglo XIV


Fernán Pérez de Andrade, o la oportunidad no desaprovechada.
Me imagino a Fernán Pérez de Andrade, como un representante genuino de aquella nobleza señorial en unos tiempos turbulentos.


Tenía el linaje, su padre era Don Ruy Freyre (caballero de la Orden de la Banda), pero él mismo supo aprovechar su momento.

                Los tres hermanos: Nuño Freyre de Andrade, Fernán Pérez de Andrade y Johan Freyre de Andrade.
                                         Grabado de Alfredo Erias en el Museo de las Mariñas (Betanzos)

Entre los años 1352-1369 tomó parte activa en la guerra entre Pedro I y Enrique de Trastámara, alternando su apoyo hasta que finalmente se decantó por Don Enrique.

Quiso tener un sepulcro a la altura de su importancia, e hizo de la Iglesia de San Francisco en Betanzos, su panteón particular; las escenas de caza que rodean  el sepulcro nos recuerda el pasatiempo favorito de aquellos nobles.

 

Aunque Fernán Pérez de Andrade falleció en el año 1397, parece ser que su monumento funerario fue realizado en vida de él, hacia el año 1387; y lo representa  completamente armado.

Se trata de una interesantísima escultura, pues nos muestra a un caballero con la vestimenta propia del último tercio del siglo XIV (años 1370 a 1390 aproximadamente). Época sobre la que hay poca documentación, pero a la vez muy importante ya que supone la transición hacia el tipo de armadura completa.

Descripción del caballero.

Fernán Pérez de Andrade aparece armado con un arnés de guerra propio del último tercio del siglo XIV.

Se trata de una época rica en vestuario, en prendas de protección que cada vez van incorporando en mayor medida las protecciones de láminas de metal para cualquier parte del cuerpo.
Momentos de cambios, de nuevas modas y de innovaciones técnicas.
No resulta fácil seguir la pista a estos caballeros en épocas de transición, acertar con las palabras más acertadas para definir los ropajes o ni tan siquiera saber exactamente cómo estaban hechos; pero con la ayuda de los que me han precedido lo intentaré.

Jaqueta
Lo primero que nos llama la atención es la “jaqueta” acolchada de manga larga  que viste el caballero, que imaginamos podría estar confeccionada por cualquier tipo de tejido o material.



La jaqueta es una prenda acolchada (rellena habitualmente de algodón) de uso militar que comienza a usarse en Europa alrededor del año 1370, y que se usaba para vestirla sobre otras piezas de protección, posteriormente su uso  se generalizó también como prenda civil.

                                                    Fernán Pérez de Andrade
                                                      por Alfredo Erias, Museo de las Mariñas (Betanzos)

En este caso se trata de una “jaqueta” bastante larga, por debajo del medio muslo, mientras que las mangas mantienen bastante holgura a nivel de los brazos y codos.
Aunque las jaquetas fueron evolucionando hasta convertirse en una pieza de ropa bastante entallada, se caracterizó por mantener la holgura a nivel de las mangas, sobre todo en brazos y codos.
Era característico en esta prenda el vistoso abotonado en la parte anterior de la prenda. También solían disponer de una llamativa fila de botones en las mangas, aunque no sea este el caso.
Entre las imágenes de la época creo que en el vestuario que encontramos en los caballeros de una de las primeras ediciones iluminadas de la Crónica de Jean Froisart podemos encontrar tipos que se asimilan, o al menos nos recuerdan, a esta prenda de Don Fernán Pérez de Andrade.

     Crónicas de Jean Froissart, ilustración posiblemente de  finales siglo XIV (batalla de Crécy)
     Imagen de Wikimedia Commons
                           http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/6b/Cr%C3%A9cy_jean_froissard.jpg

No sabemos si debajo de esta jaqueta llevaría algún tipo de protección formada por láminas de metal como podrían ser: una “cota de placas” (también denominadas ”fojas”, “coracina” o “cuirasses” ) o incluso un “jaque” protector; es imposible saberlo, aunque en esta época las protecciones metálicas eran muy frecuentes.
Por otro lado no hay que olvidar que se trata de una prenda que puede alcanzar un alto nivel decorativo, según vaya a ser su uso. En este caso concreto es una pena que se hayan perdido los colores originales que recubrirían la imagen.
Lóriga de malla
Bajo esta prenda podemos ver una lóriga de cota de malla de manga larga, que sobresale por debajo de la jaqueta  llegando también algo por encima de las rodillas, que a su vez debía de ir sobre un gambax o gambesón algo acolchado.
Bacinete
El bacinete cónico apuntado es totalmente característico de esta época, presenta las dos bisagras o charnelas sobre las que habría de engarzarse el visor o vista propio de este tipo de casco.


Del bacinete pende un amplio camal de cota de malla o aventail que protege parte de la cabeza, el cuello y los hombros, este camal de malla va a su vez forrado por un tejido acolchado similar al de la jaqueta y cruzado por una banda de tejido, mientras que en su parte inferior aparece escrito el nombre del caballero.
 
Piezas de protección para piernas y brazos
Las piernas llevan piezas de metal completas, quijotes, rodilleras, grebas, escarpes y espuelas, siendo las navajas suaves y redondeadas en sus extremos.
Las manos las protege con guanteletes, y en el tercer dedo de la mano derecha lleva incluido una especie de punzón afilado.
Bajo la jaqueta se puede apreciar la cota de malla que llega hasta las muñecas
Con la mano izquierda sostiene su espada y sobre su lado derecho pende un puñal, unido a un cordón anudado que le cruza por el pecho.

- Espero que os haya gustado este caballero, auténtico eslabón perdido de la evolución de las armaduras en la Península Ibérica. 
 
Fuentes:
-       BRUNH HOFFMEYER, Ada, Arms and armour in Spain II . A short survey. From the End of the 12 th century to the Beginnings of the 15 th century, Gladius, Instituo de Estudios sobre armas antiguas. CSIC, 1982.
-       ERIAS MARTINEZ, Alfredo, Debuxos de Galicia V. Cabaleiros , BRIGA Edicions, Betanzos (A Coruña)
-       De LEGUINA, Enrique, Glosario de voces de armería, Madrid, 1912.
-       SANZ de BREMOND, MC, La jaqueta, xaqueta, xaquetilla
-       SANCHEZ AMEIJEIRAS, Rocio, “El arnés y el armamento del caballero medieval gallego. 1350-1450” Acta Historica et Archaeologica Mediaevalia, n 10 (1989), pp. 427-436
-      SOLER DEL CAMPO, Alvaro, La evolución del armamento medieval en el Reino Castellano-Leonés y Al-Andalus (Siglos XII-XIV), Colección Adalid, Madrid, 1993.

Imágenes:
Durante la visita a esta Iglesia de San Francisco,  pude ver unos estupendos dibujos que representaban a alguno de estos caballeros; indagando descubrí que su autor era Alfredo Erias, historiador, y Director del Museo de las Mariñas en Betanzos.  Como podéis suponer, no tardé en visitar este fantástico Museo, donde tuve oportunidad de fotografiar los grabados que aparecen en esta entrada.
 

5 comentarios:

  1. Estas jaquetas tenían la falda mas larga de lo habitual, seguramente sería la llamada jaqueta larga. Las mangas solían ser anchas. Tengo una imagen de esta jaqueta (de finales del XIV) pero en blanco y negro ya que es una fotografía del Retablo de San Vicente y San Esteban que había en la iglesia de la Sangre de Liria de Valencia.

    ¡Lo que estoy aprendiendo sobre vestidura militar! Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pensé mucho antes de etiquetar como "jaqueta" a esta prenda, pero finalmente tu entrada y el artículo de Sánchez Ameijeiras acabaron de convencerme; además de otras similitudes que presenta con las jaquetas ceñidas.
      Veremos más ejemplos de jaquetas largas en esculturas de Galicia.
      Estoy deseando ver esa fotografía que me comentas.
      Gracias por tus comentarios, ya ves que yo también aprendo sobre la marcha.

      Eliminar
    2. Lógicamente esta jaqueta es holgada porque va debajo de la loriga.
      La foto es mala, por eso no la puse en el blog. La voy a poner en facebook dentro de un rato.

      Eliminar
    3. Como me has picado con todo esto de la jaqueta, me he puesto a buscar jaquetas y he encontrado una imagen de jaqueta larga. La he metido en la entrada. :-)

      Eliminar
    4. Tienes razón, este tipo de jaqueta larga y holgada, como la de Fernán Pérez de Andrade, tiene su razón de ser así porque va cubriendo una larga lóriga de cota malla que le llega casi hasta las rodillas.
      Esta lóriga de malla tan larga también caerá muy pronto en desuso.
      Ya he visto las dos jaquetas que has puesto en tu Facebook y en tu blog, están geniales, la pintura gótica siempre viene a echar una mano a la escultura.
      Veo que voy a aprender mucho sobre moda medieval, gracias!

      Eliminar